top of page

Cómo el Síndrome de Asperger influye en las Relaciones Personales

Actualizado: 16 jul

Cómo el Síndrome de Asperger influye en las Relaciones Personales | El Mundo de Aspi
Asperger y las Relaciones Personales

Al igual que el resto de las personas que forman parte del Trastorno del Espectro Autista, las personas con Síndrome de Asperger tienen dificultades para comprender lo que sucede socialmente. No siempre prestan atención a la escena social en la que se encuentran, e incluso cuando lo hacen, a menudo no son capaces de encontrarle sentido a lo que ven o de responder apropiadamente.


Hay algunas afirmaciones de que lo que los diferencia de las personas con autismo con necesidades de apoyo mayor, es un marcado deseo de interactuar. A diferencia de las personas con autismo más clásico, que pueden ser descritos como "distantes" o "pasivos" en sus interacciones sociales, las personas con Asperger tienden a ser "activos pero extraños". No contentos con estar solos todo el tiempo, anhelan formar amistades (tal como ellos las entienden) con los demás. Desafortunadamente, tienen muy pocas habilidades de cómo hacer que la amistad funcione. Su enfoque es incómodo y unilateral, y refleja una falta de comprensión de que la otra persona en el intercambio tiene necesidades y deseos que también deben tenerse en cuenta. Debido a que no saben leer bien las señales sociales o emocionales, se muestran insensibles, agresivos o extraños, y tienen muy poca idea de cómo se perciben. Un grupo de investigadores clínicos comentó:


“Pueden ser capaces de describir correctamente, de manera cognitiva y a menudo formalista, las emociones, las intenciones esperadas y las convenciones sociales de otras personas; sin embargo, no pueden actuar sobre este conocimiento de manera intuitiva y espontánea, perdiendo así el ritmo de la interacción. Su poca intuición y su falta de adaptación espontánea van acompañadas de una marcada dependencia de reglas de comportamiento formalistas y convenciones sociales rígidas. Esta presentación es en gran parte responsable de la impresión de ingenuidad social y rigidez de comportamiento que transmiten con tanta fuerza estos individuos”.

Cómo el Síndrome de Asperger influye en las Relaciones Personales | El Mundo de Aspi
Desempeño en grupos extra familiares

Estos déficits sociales, que pueden estar algo enmascarados en el hogar, donde todo es familiar y los adultos se adaptan al estilo único del individuo con Asperger, se destacan claramente una vez que se coloca a la persona en un contexto de grupo con pares neurotípicos, ya sea en grupos de juego informales o en grupos preescolares, escolares, universitarios, laborales, etc. Pero es alrededor del período preescolar cuando muchos padres empiezan a preocuparse por el desempeño de su hijo.


La emoción es otro ámbito que confunde a las personas con Asperger. Se suele decir que les falta empatía, pero no es más que un mito. Si por empatía nos referimos a una comprensión profunda de los estados emocionales específicos de otras personas y de cómo responder apropiadamente, esto es cierto. Lo que esto no significa, sin embargo, es que carezcan de toda compasión. La dificultad para identificar o expresar emociones no significa que no sientan. Son más “egocéntricos que egoístas”, con una actitud hacia los demás que puede variar desde la indiferencia hasta la profunda preocupación, pero nunca maliciosa.


Debido a que nos encontramos derribando mitos sobre las personas con Asperger, también se dice que por su carencia de empatía, a veces se ha temido que puedan ser sociópatas. Este no es el caso en absoluto. Un verdadero sociópata es un manipulador despiadado con una extraña habilidad para leer y utilizar las emociones de los demás en su contra y para su propio beneficio. Las personas con Asperger, en marcado contraste, no tienen ni idea de cómo articular esto:


"Las personas con Síndrome de Asperger a menudo transgreden las reglas, con la gente y en la comunidad en general, y su comportamiento puede conducir a encuentros formales con las autoridades escolares o agentes del orden. Sin embargo, normalmente no participan en estos actos de forma deliberada o maliciosa. Su debilidad social y su desconocimiento de las reglas y expectativas sociales pueden llevarlos, por ejemplo, a realizar peticiones contundentes; o sus intensos y absorbentes intereses circunscritos pueden llevarlos a cometer actos excéntricos asociados con esos intereses... Sin embargo, lo más habitual es que estos individuos sean demasiado ingenuos para convertirse en 'criminales competentes'. De hecho, las personas con Asperger tienen muchas más probabilidades de ser víctimas que victimarios debido a su dificultad para leer las intenciones de los demás”.

Un resultado de su ingenuidad es un enfoque inédito, completo y absolutamente honesto que puede resultar a la vez refrescante y alarmante. Las personas con Asperger tienden a decir lo que piensan sin el filtro social que emplean las personas "neurotípicas". Podrían comentar sobre la raza, el instinto cervecero o la discapacidad de alguien sin ser conscientes de que dicho comentario podría ser recibido negativamente. En el lado positivo, esto es algo valioso que tienen para ofrecer en el ámbito de la amistad: una relación libre de dobles sentidos, manipulación o pequeñas mentiras piadosas.


Si bien las relaciones sociales son complejas para cualquier persona, para una con la condición Asperger o dentro del espectro del autismo, presenta retos adicionales, que afortunadamente tienen solución. Hay que entender que esta forma que tiene la persona con Asperger y dentro del espectro del autismo, de percibir el mundo y procesar la información nace con él, no es una enfermedad ni nada que tenga que curarse, puesto que se vive con ella toda la vida.


Es bueno que se sepa, que millones de personas diagnosticadas y no diagnosticadas, salen adelante con esta condición, incluso existen personas muy famosa por sus extraordinarios talentos que también nacieron y llevan su vida autónoma e independiente con la condición.


Cómo el Síndrome de Asperger influye en las Relaciones Personales | El Mundo de Aspi

5 Rasgos que afectan las relaciones sociales

Rasgo #1: Hablar sin filtro es percibido como grosería. Las personas con Síndrome de Asperger a menudo tienen dificultades para entender y aplicar las normas sociales implícitas, especialmente en la comunicación verbal. Tienden a ser muy directos y honestos en sus comentarios, lo cual puede ser interpretado como insensibilidad o falta de tacto. Sin embargo, esta franqueza no tiene la intención de ser hiriente. Las personas con Asperger pueden no darse cuenta de que sus palabras pueden ser percibidas como groseras, simplemente porque están comunicando sus pensamientos de manera literal y sin rodeos. Esta falta de filtro puede generar malentendidos y conflictos en las relaciones personales, ya que los demás pueden no comprender que esta forma de comunicación es parte de su condición y no una falta de consideración intencional.


Rasgo #2: Baja tolerancia a frustración lo confunden con malacrianza. La baja tolerancia a la frustración es un rasgo común en las personas con Asperger. Pueden tener dificultades para manejar situaciones que no salen como esperan o que les resultan confusas o abrumadoras. Esta respuesta a la frustración puede manifestarse en comportamientos que los demás perciben como malacrianza, como estallidos emocionales, berrinches o una actitud aparentemente irrazonable. Sin embargo, estos comportamientos son a menudo una manifestación de la sobrecarga sensorial o emocional que experimentan. En lugar de ser una señal de mala educación o falta de disciplina, reflejan la lucha interna de la persona para lidiar con su entorno de una manera que a otros les resulta difícil de comprender.


Rasgo #3: No mirar directamente a los ojos como mentiroso. El contacto visual puede ser incómodo o incluso doloroso para muchas personas con Asperger, debido a la hipersensibilidad sensorial y a la dificultad para interpretar las señales sociales no verbales. Esta aversión a mirar a los ojos a menudo, no siempre se malinterpreta como falta de honestidad o desinterés. En la sociedad, el contacto visual suele asociarse con la sinceridad y la confianza, por lo que evitarlo puede llevar a que otros perciban a la persona con Asperger como mentirosa o evasiva. Sin embargo, este comportamiento no tiene nada que ver con la veracidad de sus palabras, sino con una forma de manejar la sobrecarga sensorial y la incomodidad social.


Rasgo #4: Tener temas de interés específico los confunden con obsesivos en temas. Las personas con Asperger suelen desarrollar intereses muy intensos y específicos, los cuales pueden ocupar gran parte de su tiempo y atención. Estos intereses pueden ser profundos y detallados, y la persona puede hablar de ellos con entusiasmo y conocimiento extensivo. Sin embargo, esta intensidad puede ser percibida por otros como obsesiva o poco equilibrada. En las relaciones personales, esta tendencia puede llevar a que los demás se sientan abrumados o desconectados si no comparten el mismo nivel de interés por el tema. Es importante entender que estos intereses no son simples pasatiempos, sino una parte fundamental de su identidad y una fuente de gran satisfacción y confort para ellos.


Rasgo #5: El pensamiento literal los hace ver como poco inteligentes. El pensamiento literal es una característica común en las personas con Asperger. Tienen dificultad para entender metáforas, sarcasmo, ironía y otros tipos de lenguaje figurativo, lo que puede llevar a malentendidos en la comunicación cotidiana. Cuando alguien con Asperger responde de manera literal a comentarios que otros consideran figurativos, pueden ser percibidos como ingenuos o faltos de inteligencia. Sin embargo, esta interpretación literal del lenguaje no refleja una falta de capacidad cognitiva, sino una forma diferente de procesamiento de la información. Las personas con Asperger pueden ser muy inteligentes y tener una gran capacidad para el pensamiento lógico y analítico, pero su forma de interpretar el lenguaje y las señales sociales es diferente.


Regulación emocional


Cómo el Síndrome de Asperger influye en las Relaciones Personales | El Mundo de Aspi
Otro factor social, la Regulación Emocional

Otra área que puede afectar gravemente a las relaciones es la regulación emocional . Así como el sistema neurológico puede ser menos eficiente en el manejo de la información sensorial, también puede serlo con la información emocional. Una persona con Asperger puede sentir una emoción cruda, pero no ser capaz de identificarla inmediatamente ni su causa. Esto no sólo provoca interrupciones en las comunicaciones en situaciones comunes y cotidianas, sino que también puede ser muy peligroso.


El procesamiento ineficiente de las emociones puede ser muy agotador, ya que la emoción se apodera temporalmente de ella y puede impedir la conciencia y el pensamiento racional. Las señales de advertencia emocionales que están destinadas a protegerlo de situaciones difíciles o dañinas pueden funcionar mal o funcionar con tal retraso que pierden efectividad. Esto significa que pueden estar menos preparados para defenderse verbalmente (o, en situaciones difíciles, físicamente) en una discusión o conflicto.


En el peor de los casos, los equivalentes adultos de estas situaciones pueden ser mucho menos divertidos. Dado que los problemas sociales de quienes están en el espectro a menudo los hacen ser ingenuos, puede ser muy fácil que se aprovechen de ellos. Un adulto que se involucra con una persona violenta, abusiva o manipuladora es doblemente vulnerable. En una situación emocional, la respuesta/conciencia retrasada puede exponerlos a una mayor explotación.


También puede ser peligroso porque la energía y la concentración necesarias para resolver las cosas cuando se está en un estado emocional también pueden causar que alguien resulte herido debido a una conciencia reducida del mundo físico que lo rodea. En ese estado, una persona podría caminar sin darse cuenta hacia una zona peligrosa de la ciudad, caminar frente a un vehículo en movimiento o tropezar o caer.


Para concluir


Comprender estos rasgos es fundamental para mejorar las relaciones personales con personas que tienen Síndrome de Asperger. La empatía, la paciencia y la educación sobre el trastorno pueden ayudar a derribar los malentendidos y construir relaciones más fuertes y satisfactorias. Reconocer que estas conductas no son intencionales, sino una manifestación del síndrome, es un paso crucial para fomentar una comunicación y convivencia más inclusiva y comprensiva.


 

Cómo el Síndrome de Asperger influye en las Relaciones Personales.

Fuente: 'Asperger's Syndrome: Problems Interpreting The Social and Emotional World' por Kennedy Krieger Institute. 2024. 'Asperger Emotions and Adult Relationships' por Lynne Soraya para Phycology Today. 2024. Este artículo ha sido modificado para incluir interpretaciones de El Mundo de Aspi, resúmenes y/o imágenes adicionales.

Autor: Kennedy Kireger Institute, Lynne Soraya.

Writer with Asperger's Syndrome. She is the author of Living Independently on the Autism Spectrum.

Referencias:

Ala. L. y Attwood, A. (1987). Síndromes de autismo y desarrollo atípico. En D. Cohen, A. Donellan y R. Paul (Eds.), Manual de autismo y trastornos generalizados del desarrollo (págs. 3-19). Nueva York: Wiley.

Klin, A., McPartland, J. y Volkmar, F. (2005). Síndrome de Asperger. En F. Volkmar et al. (Eds.), Manual de autismo y trastornos generalizados del desarrollo (págs. 88-125). Hoboken, Nueva Jersey: John Wiley & Sons. (página 99)

Klin, A., McPartland, J. y Volkmar, F. (2005). Síndrome de Asperger. En F. Volkmar et al. (Eds.), Manual de autismo y trastornos generalizados del desarrollo (págs. 88-125). Hoboken, Nueva Jersey: John Wiley & Sons. (página 98)

Attwood, T. (1998). Síndrome de Asperger: una guía para padres y profesionales. Londres y Filadelfia: Jessica Kingsley Publishers. (página 30)

Liebre, RD (1999). Sin conciencia: El inquietante mundo de los psicópatas entre nosotros. Nueva York: The Guilford Press.

Klin, A., McPartland, J. y Volkmar, F. (2005). Síndrome de Asperger. En F. Volkmar et al. (Eds.), Manual de autismo y trastornos generalizados del desarrollo (págs. 88-125). Hoboken, Nueva Jersey: John Wiley & Sons. (página 101)

Jacobs, B. (2003). Amar al Sr. Spock: entender a un amante distante: ¿podría ser Asperger? Arlington, TX: Horizontes futuros.

Grandin, T. (2006). Pensando en imágenes: Mi vida con autismo (Ed. Exp.). Nueva York: Libros antiguos. (Capítulo 7: Datos de citas, págs. 152-166.)





44 visualizaciones

Entradas relacionadas

コメント


bottom of page